Investigarán los contratos firmados durante la gestión de Sandro Guzmán

Rúbrica. Sujarchuk, junto a Ocaña y García Vilas, en la firma del acuerdo para auditar la gestión municipal.

La auditoría estará a cargo de la Fundación Confianza Pública, de Graciela Ocaña, que también controlará las cuentas municipales de este año. “Queremos que Escobar sea ejemplo de transparencia”, sostuvo Sujarchuk.

Con la premisa de transparentar la gestión municipal, el intendente Ariel Sujarchuk y la Fundación Confianza Pública, de Graciela Ocaña, firmaron este jueves un convenio para auditar los contratos firmados durante el período de gobierno de Sandro Guzmán y controlar las cuentas del ejercicio actual.

El convenio suscripto precisa que Confianza Pública, la fundación presidida de manera honoraria por la legisladora opositora, revisará las contrataciones y procedimientos de los años anteriores y comenzará a certificar los actos públicos de la actual gestión.

“La sociedad reclama transparencia en la gestión de los actos públicos. Y esta es una muestra clara y contundente de nuestra vocación para dar cuenta de manera honesta e idónea del manejo de los fondos municipales y los procesos administrativos”, expresó el jefe comunal.

“Queremos profundizar esta iniciativa para que los escobarenses seamos ejemplos de transparencia y honestidad en la gestión pública”, remarcó Sujarchuk, a la vez que hizo alusión a la herencia recibida de su predecesor: “Encontramos una Municipalidad muy desorganizada, sin un manual de procedimientos ni reglas de buenas prácticas para ejecutar acciones de gobierno”.

Por su parte, Ocaña destacó que es la primera vez que un Municipio se acerca a la Fundación Confianza Pública para pedir sus servicios de auditoría y de análisis de transparencia en la gestión de los actos de gobierno. “Es una experiencia nueva para nosotros y por eso valoramos mucho el gesto del intendente”, afirmó.

“Desde la semana que viene, nuestros equipos técnicos comenzarán a analizar los procedimientos y el manejo de los bienes públicos. Y de encontrar irregularidades, las señalaremos para que no se cometan estos actos en el futuro”, comentó Ocaña. De existir casos donde las anomalías sean graves, serían presentados en la Justicia, según trascendió.

“Somos coherentes con lo que dijimos en campaña. Que vamos a trabajar con todos los sectores políticos y en este caso nos someteremos al control y la revisión de aquellos que en su trayectoria han demostrado ser honestos, probos e intachables, como Graciela Ocaña”, enfatizó Sujarchuk.

De la firma del convenio también participaron el presidente de la Fundación y diputado porteño, Diego García Vilas, y la subsecretaria de Gobierno de Escobar, María Laura Guazzaroni.

Fuente: El Día de Escobar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.